Fisioterapia en Tortícolis infantil Córdoba

La tortícolis infantil

La tortícolis es el nombre con el que se designa  al dolor y rigidez de cuello debido a una contracción muscular prolongada y mantenida en musculatura localizada en el cuello. Los músculos comúnmente afectados son el esternocleidomastoideo o ECOM pero en ocasiones involucra a otros músculos cercanos.

La tortícolis infantil muscular congénita es aquella que se presenta tras el nacimiento. Se da con relativa frecuencia en muchos niños recién nacidos. Se presenta una deformidad del cuello por el acortamiento del músculo ECOM. A veces no es detectada en el momento del nacimiento sino más tarde, o hasta los dos mese de vida.

La deformidad se caracteriza por lateralización de la cabeza hacia un lado y rotación contralateral, hacia el lado contrario.

Causas de tortícolis.

No está establecida una única causa que justifique su aparición. Existen diferentes teorías al respecto. Una de ellas es la causada por la posición adoptada por el bebé durante mucho tiempo dentro del útero materno, provocando contractura y acortamiento del músculo esternocleidomastoideo. Otra posible teoría es la de un traumatismo obstétrico, es decir durante el parto, provocando un sangrado, fibrosis y cicatrización dentro del músculo. En alguna literatura se habla de un osteocondroma cervical como otra causa.

En cualquiera de los casos aparece y se detecta un nódulo o bultito en el cuello. Este bultito se puede palpar y a veces puede detectarse visualmente.

torticolis infantil

Tratamiento de tortícolis congénito

Normalmente desaparece al tercer mes de vida, sin embargo puede dejar secuelas si durante todo este tiempo no se trata o incluso mantenerse mucho más tiempo.

El tratamiento de primera elección es el conservador, resolviéndose en la mayoría de los casos en poco tiempo.

Las técnicas irán enfocadas a corregir la deformidad mediante manipulaciones y estiramientos analíticos. Los masajes suaves son una herramienta muy efectiva para romper la fibrosis y soltar la musculatura además de ayudar a relajar al niño.

Al principio deben ser fisioterapeutas especializados los que realicen las técnicas, posteriormente se instruirá a los padres para que realicen algunas técnicas en el domicilio además de dar pautas para el domicilio. El fisioterapeuta vigilará la evolución hasta los 6 meses de edad. Si evoluciona favorablemente en pocos meses habrá desaparecido, si por el contrario se demora deberá plantearse derivación a otros profesionales para intervención conjunta.

Algunos casos donde no se ha hecho un correcto tratamiento o bien no se ha tratado en edad temprana, como consecuencias suelen aparecer deformidades a nivel facial o de cráneo con asimetrías. En ocasiones necesitando intervención quirúrgica.

En Fisioterapia Córdoba Coronadas, tenemos experiencia en el tratamiento de estos casos.

 

 

 



Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.