¿Qué es la EPI o electrolísis percutánea intratisular?

La electrolísis percutánea intratisular o EPI es una técnica fisioterapéutica y médica que produce una abolición electroquímica no térmica. La finalidad es la degeneración del tendón para iniciar el proceso de regeneración del mismo. Por ello está justificado su utilización en tendinopatías crónicas, y no estaría justificado su uso en problemas agudos.

Utilización de la EPI.

El tratamiento mediante EPI se produce una inflamación localizada, exclusivamente en la zona del tratamiento, que conduce a una rápida degeneración. Sin embargo, cada vez es más común recibir pacientes a los que le han efectuado esta técnica en problemas agudos ¿para qué provocar inflamación en un tejido que ya está inflamado? o bien el ligamentos -el caso de un chico con esguince del ligamento cruzado anterior- ¡!

Pues en toda nuestra revisión no hemos encontrado ningún estudio relacionado con el tratamiento de ligamentos. Se evalúa la efectividad en patologías de tendón y en combinación con otras técnicas, por lo que no se puede atribuir los resultados exclusivamente al uso de EPI.

EPI fisioterapia

Se utiliza en patología crónica del tendón, ya que se pretende iniciar la lesión como en su origen para corregir y guiar una correcta cicatrización, lo cual no sucedió antes.

La EPI es una técnica bastante dolorosa para el paciente. En cuanto a los resultados que aporta, basándonos en los estudios publicados, no existe una evidencia que sostenga su efectividad frente a otras técnicas o que nos haga descartar otros tratamientos. Además, los estudios realizados en cuanto a la recuperación del tendón mediante la EPI, se ha combinado con ejercicios excéntricos, con lo cual ¿qué es lo que realmente hace recuperar el tendón, la EPI, los ejercicios excéntricos, o ambos juntos?

Desde nuestra perspectiva, si ya son positivos los resultados del tratamiento de tendinopatías con ejercicios excéntricos u otras terapias, como por ejemplo la puncion seca sobre tendón para facilitar su regeneración ¿por qué decantarnos como primera elección el tratamiento con EPI?

Queremos decir que no estamos ni en contra ni a favor de esta técnica, pero hasta que los resultados no sean más concluyentes no podemos recomendarla pero tampoco desaconsejarla (siempre referido a patologías tendinosas crónicas).



Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.