No más “hiperpresivos” por malos hipopresivos.

No lesiones tu suelo pélvico con una mala ejecución de ejercicios hipopresivos.

ejercicios hipopresivos

 

En relación a casos que llegan a la consulta de Fisioterapia Coronadas hemos abierto este artículo advirtiendo de los perjuicios de no realizar correctamente ejercicios hipopresivos.

Hay pacientes que tras ser diagnosticadas de prolapso deciden acudir a un centro de entrenamiento deportivo o similar a clases de “hipopresivos”.

Hasta ahí todo normal, excepto porque la persona que imparte las clases no tenga acreditación sanitaria. Y probablemente desconozca la importancia de la correcta realización y las consecuencias dañinas de una mala realización del ejercicio.

Hipopresivos mal ejecutados, en lugar de disminuir la presión ejercida sobre el suelo pélvico (-hipo) lo que se hace es aumentarla (-hiper). En consecuencia, el prolapso se acentúa y la musculatura pélvica que no es capaz de soportar el exceso de presión se deteriora.

El abordaje debe realizarse desde la toma de conciencia de suelo pélvico al fortalecimiento del músculo transverso del abdomen, reeducación de la respiración, etc.

Pero lo que determina el éxito de la terapia es la constancia y seguimiento de los ejercicios de la consulta. Pero no menos importante cuidar la postura, contracción del transverso previo a la toma de peso, evitar ejercicios de impacto…

Desde aquí, siempre recomendamos ponerse en manos de un profesional sanitario y cualificado. Máxime si existen problemas de salud.

Es recomendable en primer lugar una miniciosa valoración y valorar individualmente las necesidades del paciente. Y siempre comenzar por objetivos alcanzables y sencillos de realizar. Posteriormente progresar en dificultad para evitar la frustración y abandono de la actividad.

¿Los ejercicios hipopresivos mejoran prolapsos?

Según un estudio publicado en 2011 al respecto en la revista “Neurology and Neurodinamic” en sus conclusiones: “añadir ejercicios hipopresivos al entrenamiento del suelo pélvico no mejora la musculatura del suelo pélvico”.

Este estudio ensayo clínico aleatorizado, se realizó con 88 mujeres de 55 años de media. Prolapso grado 2. Los ejercicios se realizaron durante tres meses. La medición de los resultos se realizó mediante electromiografía.



Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.