¿Qué es el método Pilates?

El método Pilates surge como una combinación de terapias occidentales y orientales, que buscan la unión del cuerpo y la mente, para funcionar en armonía y equilibrio.

pilates

¿De qué se compone?

El Pilates se compone de ejercicios que mejoran la tonificación de los músculos fomentando el equilibrio y uso del cerebro para el control del cuerpo.

Los seis principios del Pilates son:

  1. Concentración, que es necesaria para poder conectar la mente y el cuerpo.
  2. Precisión, imprescindible para ejecutar todos los movimientos que deben realizarse.
  3. Respiración, que es la base de esta disciplina.
  4. Control, que es básico para no realizar ejercicios descoordinados o bruscos que puedan causar un daño físico.
  5. Fluidez de movimiento, indispensable para que los ejercicios se lleven a cabo de la manera idónea y a la velocidad correcta.
  6. Centralización, que establece que el centro del cuerpo es el conjunto de músculos abdominales.

¿Qué beneficios se obtiene practicándolo?

En Pilates es preciso una buena conciencia corporal para coordinar los movimientos con la respiración. A través de este control de cuerpo y mente, la persona que practica Pilates puede obtener los siguientes beneficios:

  • Aumento de fuerza y flexibilidad muscular.
  • Remodela el cuerpo
  • Previene lesiones o ayuda a recuperarse de ellas.
  • Aumenta el equilibrio.
  • Favorece la alineación de la columna vertebral.
  • Corrige y mejora la postura.
  • Realiza trabajo respiratorio, mejorando la respiración.
  • Ayuda a la relajación y disminución del strés.

El Pilates en niños y embarazadas

El Pilates en niños es ideal para un buen desarrollo y evolución, ayudando a educar la espalda en distintas situaciones como estar sentado, caminar, agacharse, etc. Fortalecerá su musculatura previniendo problemas de espalda en la edad adulta.

El Pilates en embarazadas se ha mostrado efectivo para fortalecer y mejorar la musculatura del suelo pélvico (un mal estado de esta musculatura origina las pérdidas de orina, prolapsos, alteraciones como disfunciones sexuales, dolor pélvico crónico, etc.), mejora la postura, ayuda a la recuperación postparto, preparación para el parto aumentando la flexibilidad, disminuye los dolores de espalda durante el embarazo y favorece el descanso nocturno. Y en el caso del bebé la práctica de ejercicio de la madre favorece la oxigenación del bebé.

Más allá de lo muscular y de lo estrictamente físico, los defensores del Pilates aseguran que este método también ayuda a reducir el estrés y a mejorar la autoestima de quienes lo practican.

Si quiere practicar pilates de forma correcta, póngase en contacto con nosotros y concierte una cita.

También puede contactarnos a través de nuestras redes sociales: Facebook o Twitter.

Esperamos que la información que le compartimos le resulte útil. ¡Un saludo!